Obispo Sentís

D. Joan Sintiera y Sunyer (Xerta, 1561 – † Barcelona, 1632) fue obispo de Barcelona entre 1620 y 1632 y nombrado lugarteniente de Cataluña de forma interina por el rey Felipe IV de Castilla, cargo que ostentó entre 1622-26. Esto lo convierte en uno de los hijos más importantes del pueblo.

Fue uno de los personajes políticos y eclesiásticos más destacados e influyentes de la Veguería del Ebro durante la edad Moderna.

Además de sus altos cargos, el obispo Sintiera tuvo un papel decisivo en el pleito para la separación de Xerta respecto de Tortosa. Al convertirse en virrey de Cataluña, daba mucho peso a la aspiración de Xerta para poder emanciparse, y finalmente esta consiguió el título de Vila por Real decreto el 1625. Tres años mas tarde, en el marco de las celebraciones de la Concordia con Tortosa, el obispo hizo una estancia de un mes a la villa, acompañado por su mano derecha, el arcediano Josep de Claresvalls. Durante este tiempo, el obispo se hizo construir ante su casa un oratorio dedicado a la Inmaculada para poder realizar con más comodidad sus cotidianas oraciones. También celebró la consagración de la ampliación de la iglesia parroquial el tercer domingo de mayo del 1628.

 Murió en la ciudad de Barcelona y fue enterrado a la Catedral el 1632.

Suscribirse a
Menu

Menú principal

Formulario de búsqueda

Idiomas